Raul Gonzaga

Vale más fondo que forma

 

Mirar un bello cuerpo de exquisita mujer
Es sentir la pasión de un muy fugaz placer,
Disfrutar la presencia de una sutil belleza,
Una obra sublime que a tu alma le da vida,
Es mirar hacia el cielo, esa estrella perdida,
Un cometa fugaz que mostró su realeza;

Disfrutar la amistad de ese ser tan sincero,
De esa fuerza sutil, de ese gran pebetero
Que te aroma el momento con sublime verdad,
Que por siempre te salva y te entrega su amor,
Esa sabia palabra que te alivia el dolor
Esa gran esperanza de pureza y bondad;

Es entonces que encuentras ese gran fundamento,
Es hallar ese mágico y divino sustento,
Que jamás pasará y será cual camino
Que te lleva a la paz, a entender la razón
De por qué un gran amigo le da fe al corazón
Y te muestra del mundo lo infernal y divino…

Comentarios2

  • Raul Gonzaga

    Sí, los placeres mundanos son muy reanimantes, ¿quién no cae ante esta gran tentación?
    Los placeres estéticos, además de sublimes, son necesarios para pulir la piedra; pero los placeres que nos brinda lo espiritual, es el fundamento de nuestro ser y la razón que justifica la vida...

  • Lita_81

    Placeres. Son esencia de vida o muerte pero dicha para quien lo dirige con grandeza de existir para no morir en la continua decadencia. Bello poema me ha encantado saludos poeta

    • Raul Gonzaga

      Lita_81, gracias querida amiga por tu bello comentario; saludos y un fuerte abrazo fraternal...



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.