Anahilda Garcia

DELITO

DELITO

Mi delito por amarte

tiene espinas.

Espinas que están

dentro de mi corazón,

el que ha estado sangrando

todo el tiempo,

por robarse un poco

de tu amor.

Los jueces del amor

dictaron la sentencia

sin saber que tu me amaste

con pasión.

Me dijeron que estaba

en tu conciencia

que algún día

me dieras tu perdón.

Si por amarte hoy,

me siento tan incursa

quisiera todo el tiempo

estar en la prisión,

para no verte,

para no besarte

y para no cometer

el mismo error.

Si mi corazón es el culpable,

lo admito, no lo niego,

no quiero compasión.

Su único delito fue robarse

un poco de tu amor!

 

Anahilda Garcia.

 

Copyright  

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.