Santiago Miranda

Agosto

 

"nada que ofrecer, eso es lo que tengo en el bolsillo"
y la sustancia apareció y se esparció por los rincones
devorando con su esencia las almas de las cosas  
y las letras de los propios

 

nombres malditos; de lugares que succionan el aire
bajo el partido labio del frio silencio
que acontece como un suspiro callado
bajo la neblina

 

un espeso relámpago habla con su mirada
"con la vida no se tranza es lo único que se tiene
y jamás se pertenece uno a uno mismo"
al escalofriar mis huesos calados, electrifícame

 

La revolución llegara un día de septiembre
por mientras exorcizando la espera
nuestro fantasma es la propiedad
¿privada? - propiedad
¿es la identidad propiedad de algo?


lo que se tiene, lo que se puede llegar a ser
nada menos nada.la parte del todo.
el todo en sus minúsculas partes
que caen bajo la lluvia del augusto mes de espera

 

Ellos también forjan estratagemas
con sus laberínticas colas negras
somos como Agosto entre sus aguas
postreras fuimos gatos cuchilleando conjuras
como filetes de champaña, las galletas crujen entre los techos
de zinc y latas oxidadas de hollejos a la mañana

 

la vida da tantas vueltas querida
es el juego del fort-da, dar o quitar
ser o estar, irse y volver
des aparecer

 

mañana será otro día, nos decimos todos
mañana seremos otros, y mañana también
será otro mañana diferente al esperado con sabor ayer
haberlo sabido antes (y por aquellos evidentes traidores
la revolución será trabada)





Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.