More 14

Aprendiz

Permíteme ser tu aprendiz,

que con las líneas que escribo refleje tu ser,

que mis pensamientos sean tus ideas naufragando;

desde el egoísmo hasta el encuentro de nuestros seres

nos complementamos en la oscuridad,

ahí donde nacen tus temores, lo más sensible,

 donde puedo controlar la  angustia que te impregna

 y al mismo tiempo  poseerte,

para convertirme en esa sombra necesitándote.

Comentarios1

  • Lincol

    Déjame ser tu aprendiz, un buen comienzo para muchas historias. Feliz aquella muchacha que te tiene cautivado que hasta de sus temores te has enamorado. Saludos cordiales poeta.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.