Elizabeth Chacon Stevens

TERROR EN ORLANDO, ARROPADO EN SEDAS DE ODIO

 

 

Jueves, 16 de junio del 2016 a las 7:28 PM.

Autora:  Rosa Elizabeth Chacón León / Elizabeth Chacon Stevens

Contumazá, Perú.

Miami, "Tierra Primaveral,"   USA.

 

Un beso, una maldita traición

Un beso, una terrible maldición

Un beso, una cruda y triste realidad

cincuenta han muerto sin tener seguridad.

***

No hay seguridad en país libre

Hombre armado arremete como liebre.

Fiebre del fanatismo, él mata por un beso.

Oh, hombre sin seso, veneno inconfeso.

***

Indefensas almas caen bajo las balas

sangre, pérdida de vidas en alas

de un viento sangriento, donde cunde el terror.

Sirenas lloran, policías corren; disparan llenos de horror.

***

Otra alma cae sin ningún dolor.

Disparos arremeten, eliminando su mal valor.

Heridos corren; despavoridos vuelan

llanto, dolor, sinsabor merodean y se alean.

***

Ensordece el dolor, débiles caen y sin pundonor  

padres, hermanos quedan fríos y sin calor

por masiva muerte, pagando al ileso desamor;

imprevista, planeada cárcel del dolor.

***

¿Qué hacer para eliminar el odio?

Hacer cambios positivos en la casa, en la nación, sin podio.

¿Homofobia? Son seres tan iguales como yo y tú.

La diferencia está en su orientación sexual, son cabales y de soñador espíritu.

***

Derechos Reservados del Autor.

Comentarios1

  • Lincol

    El hombre es el lobo del hombre. Tantas cosas suceden y en general la responsabilidad de alguna manera lo tiene el hombre. Cada día no sabemos adonde llegaremos. Saludos cordiales.

    • Elizabeth Chacon Stevens

      Querido Lincol,
      Gracias por dejarme tu comentario. En mi opinión, todos estos problemas tienen su origen en el hogar, luego en la nación. La religión influye enormemente cuando hay fanatismo por lo que según ellos, el homosexualismo es un pecado. La orientación sexual viene desde el nacimiento para algunos y por violación sexual para otros; por el machismo del hombre ...
      Se da en un simple y pobre hombre hasta el más rico hombre (Adinerado).
      Lo más terrible del caso es que ni pobre ni rico desean darse cuenta de estos factores y actúan como animales apuntando con el dedo. ¿Y ellos? La cultura que tienen es muchas veces la culpable de los problemas, donde el odio se alimenta y se castiga al pecador. Uy, pobrecitos ... no tienen corazón, o ellos mismos son homosexuales y usan su machismo tonto para cometer atrocidades.
      Espero que cada uno de nosotros analicemos todos los factores que implican en este caso y que apuntan con bala, cuando no se analiza a tiempo el problema y se da solución.
      Nuevamente gracias por tu compañía.
      Saludos cordiales y un fuerte abrazo de letras.

      Eli,



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.