YO CLAUDIO

MUJER BONITA.

Lindo dìa otoñal caminando por la plaza de la ciudad

con un sol a medio calentar y las hojas de los àrboles

bajan para alfombrar, los espacios vacíos y colorear.

Me siento en un banco mientras prendo un cigarrillo 

mis ojos a lo lejos, pueden divisar un lindo abrigo rojo

que le acompaña a su carita angelical.

Solo se puede divisar un par de zapatos de charol, los tacos de aguja 

con un buen largo, suenan al caminar, se acerca muy despacio 

con un fino andar, una sonrisa a flor de labios un tibio pestañar, 

me mira de reojo y pasa en silencio calmando su paso,

como invitándome a pasear. la sigo con cuidado apagando el cigarrillo,

me acerco muy despacio regalándole un suspiro

se detiene y me pregunta,¿Cansado? quise contestar, 

calle mi boca,pero solo la pude saludar.

Una tierna voz de sus labios floreció,

en mi sonrojada mejilla un beso me dejo 

siguió su camino que en medio del gentío la vi perder,

quedándome mudo y triste 

pensando en la mujer bonita, que en un santiamén se me fue.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.