Esteban Mario Couceyro

La puerta

La puerta, frente a mi

siempre perfecta, lógica

ofreciendo su simpleza

su posibilidad

esa acción de abrirla.

 

Un mundo nuevo

quizá la gloria

o un angustioso desencuentro.

 

La puerta

ofreciéndome su brazo

imposible en si misma

pretendiendo ser cómplice

de mis dudas

muestra las bisagras

insinuando la acción

esa alternativa

hacia lo desconocido.

 

No me atrevo, hoy no.





Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.