Rafael Escobar

"VISIÓN ONÍRICA.

 

 

Por la noche, pensando en mi aposento
se me vino tu imagen a la mente
en mi pecho sentía un fuerte viento
que lo hacía latir abruptamente.

Los recuerdos el alma me invadieron,
de los días cubiertos de pasiones,
cuando llenos de fe se estremecieron
las entrañas de nuestros corazones.

Regresaron de pronto aquellas horas
que me dabas tus dulces embelesos,
y extasiado en tus iris soñadoras
me perdía en la magia de tus besos.

Por instantes sentí que con tu boca
con su aliento llenabas a la mía,
despertando en mi cuerpo el ansia loca
por gozar de tu báquica ambrosía.

Fue tan grande la regia incandescencia
que miré se regaba por mi estancia,
y sentía nublada mi conciencia
al sentir que aspiraba tu fragancia.

Como en nubes de seda que flotaba
vi tu cuerpo desnudo sobre el lecho;
recordando que solo te soñaba
la nostalgia salía de mi pecho.

Autor: Aníbal Rodriguez.

 

Comentarios4

  • Maria Hodunok.

    Bello como todos, recuerdos de amores que se han ido, pero que siempre vuelven a acompañarnos en las noches solitaria.
    Encantada de leerte.
    Todo mi cariño, poeta.

    • Rafael Escobar

      Gracias apreciada Mary. Siempre alentándome con tus comentarios y guardando mi poema como favorito. Un fuerte abrazo con gran cariño.

    • la cuerva

      Recordar solo eso nois queda de los amores vividos,pero recordar la esencia de aquel amor que algún día fue un bello esplendor.
      Saludos

      • Rafael Escobar

        Muchas gracias amiga Cuerva por tus bonitos comentarios. Me hacen seguir escribiendo. Un saludo con mucho cariño.

      • Hugo Emilio Ocanto

        Ha sido un gran placer leerte, poeta.
        Mi saludo.
        Hugo Emilio.

        • Rafael Escobar

          Mil gracias Hugo Emilio por darte una vueltecita por mis letras.
          Un saludo fraterno.

        • Fabio Robles

          Rafael
          Un virtuoso del verso, lindo poema pero ese final cruel.
          Abrazo mi amigo

          • Rafael Escobar

            La vida es cruel apreciado Fabio. Y la mejor manera de vencerla es tratándola con ironía. Se puede amar hasta el cansancio, pero no dejarte arrinconar por el. Mis saludos apreciado amigo.



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.