Humberto Jaen

Un nuevo día

Al sentir la fresca brisa de un amanecer

En un nuevo día lleno de esperanzas

Con pupilas soñolientas llenas de sueños

Los mismos que entre suspiros se alcanza

 

A veces el alba no refleja luz ni color

Se torna gris y envuelto en un velo oscuro

Suele llover, y jamás aparecer el sol

Y solemos sentirnos inseguros

 

Pero todo suele ser tan efímero

No existe lo eterno en el reloj

Solemos ser tan fugaz

En la pena y en la felicidad

Todo envuelto en dolor y amor

 

No debemos desanimar, nuestra fe ni nuestra alma

Entre papeles rotos y sueños perdidos

Busquemos en las gotas de felicidad, nuestra calma

Que se ha extraviado entre suspiros

 

Solemos ser felices y llorar a la vez

Una lagrima de felicidad y la otra de que será

Una lagrima de tristeza y la otra de que puede ser

 

Al finalizar el día, todo vuelve a un ciclo aleatorio

Aventurado por los presagios de un nuevo día

Dando vueltas en el dormitorio

Sabiendo que será distinto y habrá alegría.

 

John Moreno Jaen

1993 Guayaquil Ecuador



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.