escritor de habitacion

Allá en la orilla

Allá en la orilla de tu cama.

Donde los pensamientos rebosan

y en donde las penas son lloradas.

 

Allá en las fibras de tus sabanas.

En donde mi nombre es recordado.

 

Están lejos donde reposas mujer.

 

Tu, mujer de muchas noches,

de muchas copas.

 

A ti es quien pinto en el silencio

y en tu ausencia.

 

Te encierro en mis lienzos.

Aunque solo son pedazos de ti.

 

Los cuales me sirven como pigmentos

para trazar tus facciones.

 

Esos ojos de color café.

Eso labios rosados,

dulces como la miel.

 

Y si hablamos de tu piel.

Si comienzo a describirte,

mejor hago de ti un canto.

 

Pero estas allá,

mas allá de la lejanía.

 

Mas distante que el horizonte

en el ocaso.

 

Y yo, estoy aquí,

en la orilla de mi cama.

Pensándote, dibujándote.

Yo estoy aquí,

recordándote, en el presente.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.