Marina Villar

Malditos prejuicios

Prejuicios: un ejercicio

al que me gusta esquivarle siempre.

 

Maldita costumbre

que se cuela, irreverente y tenaz

entre aquellos menos esquivos.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.