diferente

Resagos de un amor

Me costó demasiado olvidarte

Recuerdo haber llorado en la escuela,

Me moría de tanto extrañarte,

Y sobreviví sin verte…

Tú fuiste eso que nunca se olvida,

El amor infinito y para siempre,

Eras mi vida y quién lo diría,

Que hoy no habría de tenerte.

Es cierto que ha pasado un año y seis meses ya,

Mucho tiempo a decir verdad,

Confieso que disminuyó el dolor,

Confieso que a veces me ahoga tu amor.

Pareciera que el tiempo vuela,

Tu y yo ya no somos los mismos,

Sin embargo, no lo quisiera,

Pero a veces me llevas a un abismo.

Y entro en pánico y quiero llorar,

Encerrarme a llorar que no estás,

Y siento que no puedo respirar

Y te busco… y no estas!

No hay día que no me duelas,

Es cierto sobreviví,

Pero eso no significa,

Que pueda continuar así…

Llegas de pronto y entonces,

Todo vuelve, el dolor y tu mirada,

Las sonrisas e ilusiones,

De la floja enamorada.

Hace unos días después de mucho café,

Y un dolor enorme en los riñones,

Mi mano izquierda pude ver,

Entonces, recordé cuando se prometieron nuestros corazones…

Mi mano extraña el anillo en su dedo izquierdo,

Recuerdo que le perdí con el porta laptop,

A veces me despierta cuando duermo,

A veces, siempre, cuando te recuerdo…

Tu no sabes que se siente decirle adiós

A aquello que más amas en el mundo,

Sentir que la vida se acaba y cuestionar a Dios,

Luego, tener pesadillas, ser de la tristeza un vagabundo…



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.