boris gold

UN VIAJE HACIA EL AYER

Este es un sentido recordatorio hacia un ser muy especial: Un niño que a pesar de los años transcurridos, aún me espera en esa calle de tierra, de mi añorado barrio de Ciudadela...empapado de esperanza y emoción.

“POR EL REENCUENTRO TAN SOÑADO”

 

Hoy es sin lugar a dudas un gran día para mi, puesto que pondré en funcionamiento una máquina, que con sus más y sus menos aún funciona...MI MEMORIA y a bordo de ella haré el gran viaje hacia “EL PAÍS DE LOS RECUERDOS”, dicho así de esta manera suena algo misterioso, pero sinceramente no es esa mi intención: (para nada), simplemente es una tarea que quedó a medio hacer...Y ESTE ES EL MOMENTO PARA HACERLO.

Haré de cuenta que esto es como una vieja película en la cual se verían reflejadas, partes importantes de un ayer tan lejanos para mi pesar y recrear de esa manera momentos que ya son parte de mi ser, es la única forma de saldar antiguas deudas que vengo debiéndole A MI NOSTALGIA.

El primer capítulo de este periplo, me lleva a mi más lejana infancia y siendo uno más de los componentes de una familia muy pobre, actores de esta historia cuyo título podría ser “SOBREVIVIR”. De algo estoy seguro y es que trataré de ser lo más objetivo posible, ¿qué significa esto? que resaltaré las cosas positivas...y las que no lo son.

En el devenir de este relato iré mechando las buenas y las malas, en lo que a mi historia se refiere son tan coherentes, que ni siquiera se discriminan entre ellas, comenzaré por las malas: LA MISERIA ES ALGO MUY CRUEL Y NO VIENE EN PAQUETITO PARA REGALO, NO SE SI PARA PROBARNOS O PARA FORMARNOS, de cualquier manera es horrorosa, caldo de cultivo ideal para formar seres rencorosos, desesperados, incrédulos, resentidos etc etc etc.

Desde este lugar todas las vicisitudes se incrementan, llevándolas hasta lugares muy peligrosos listas para explotar, si esto sucede, siempre termina en tragedia, HABLEMOS  DE LAS BUENAS: aunque parezca un contrasentido las tiene, me voy a dirigir ahora desde la óptica de mi barrio donde éramos tan humildes, que a ninguno de nosotros se les hubiese ocurrido creernos superiores a los otros: NOS CONSIDERAMOS TODOS IGUALES EN LA ESCALA SOCIAL.

Por consiguiente esto hacía que no existiera algo tan tremendo como EL PREJUICIO, otras de las cosas buenas que trae aparejada la pobreza es que incrementa la solidaridad  y de esa manera, se hace más llevadero el camino.

Hay varias cosas más que podrían ser aprovechadas, es que esta forma de comportamientos MARCA CARACTERES, eso hace que se nos amplíe la visión del horizonte, dicho de otra manera: si lo sabemos usar para bien, puede ser que en el futuro nos resulte provechoso.

Cosa triste por cierto, que el invierno nos encuentre con poca ropa para abrigarnos, comida escasa y un frío interior más helado que el exterior, donde se nota en grado sumo el sufrimiento, es en los rostros de los mayores: LA IMPOTENCIA LOCA...DE NO PODER, pero el dramatismo de ser BIEN DE ABAJO no alcanza a opacar, las maravillas que también nos depara el lugar donde residimos.

Las calles de tierra y a los costados dos zanjones paralelos, que al mojarse con la lluvia hacía que el barro fuese un sello distintivo.

Como nuestras madres tenían un cúmulo tan grande de sinsabores, no se encontraban precisamente muy animosas para cantarnos alguna dulce canción de cuna para dormirnos, pero eso no importaba, nos acunaban las más bellas melodías de los zorzales, chingolos y un sinfín de arrullos, que solamente “LOS PRIVILEGIADOS COMO NOSOTROS PODÍAN OÍRLOS” y para que no nos asustara la noche había otro regalo: UNA LUNA GRANDOTA...ILUMINANDO NUESTRA NIÑEZ.

Por consiguiente si en los dos platos de la balanza pesáramos las ingratitudes y las felicidades pasadas...tal vez salimos empatados, no puedo dejar de reconocer que a pesar de los momentos ingratos pude recoger una enseñanza invalorable: SER POBRE Y SER DIGNO...ES UNA SOLA COSA.

Por último quisiera sacarme el corazón y con él en la mano, decirle a”ESE PIBE CON LOS PANTALONES REMENDADOS, A ESE ATORRANTE CON LA GOMERA COLGÁNDOLE DEL CUELLO:¡ GRACIAS! ¡MUCHAS GRACIAS!, PORQUE A PESAR DE TODOS SUS DRAMAS...FUE FELIZ.

Esos bártulos los lleva como honrosas medallas de una posición social...”QUE LO ENORGULLECE”, te agradezco infinitamente ¡CHE PIBE DE CIUDADELA!, porque si vos no hubieses mamado arrabal y lunas, yo no hubiese sido hoy: UN BUEN TIPO, SOLIDARIO...Y MEJOR AMIGO.

CHAU...HASTA NUNCA INFANCIA, lindo sería poder encontrarnos en una esquina cualquiera del viejo barrio añorado...y mirar el mundo desde esa atalaya llena de luz, e imaginar un futuro empapado con la inocencia de creer para siempre...EN LAS PRINCESAS Y REINOS DE LOS CUENTOS FLORIDOS DE ENTONCES...MIENTRAS TANTO VOS ME CONTARÍAS DE TUS COSAS...Y YO DE MIS ACHAQUES.

No dejaríamos de intercambiar recuerdos muy preciosos para cada uno, TU ME DARÍAS LA FIGURITA RARA, LA DIFÍCIL DE CONSEGUIR ¿VISTE?, yo a mi vez te obsequiaría lo más valioso que conservo de esta vida: LA EMOCIÓN INMENSA DE HABER NACIDO Y SER COMO SOY...NO LO CAMBIARÍA POR NADA DEL MUNDO.

En lo mejor de nuestra charla seguramente oiríamos desde lejos la voz de mamá que nos grita...A LAVARSE LAS MANOS, TAMBIÉN LA CARA...

Y VENGAN A COMER.

 

Boris Gold  (simplemente...un poeta)

 

 

 

 

Comentarios5

  • Jaiah

    Borris,
    Maestro, recordar es vivir...Hermosos versos amigo poeta, me gustó leer...

    Saludo,
    Jaiah

  • Hada Marilyn

    Me ha emocionado su relato compañero. Hace meses vivo en un barrio de campo. dejé la ciudad porque la vida acelerada me estaba aturdiendo, lo hice por mi y por mis hijas, sé que cuando ellas sean grandes tendrán estos recuerdos, de la sencillez de las cosas. El frío de estos días esta siendo cruel y en los recreos del colegio mi hija y todo los alumnos juegan a las figuritas, mi marido al ver esa escena se emocionó también hasta las lágrimas.
    Un placer leerlo compañero.

  • rosamaritza

    Un viaje en el tiempo muestran aquellas raices que hoy sostienen la gran fuerza y energia que lo impulsa cada dia. Hermoso relato de vida mi querido boris
    Cariños rosamary

  • Maria Hodunok.

    Pero que lindo es seguir soñando Boris.
    Gracias por esos recuerdos, que son muy comunes para muchos de nosotros.
    Abrazos, amigo poeta.

    P.D. Hoy pude entrar a la tardecita, y no podia contestar ni comentar, (y nos pasò a muchos) asì que tuve que apelar a Julian, ¡que paciencia nos tiene! , me explicò, por supuesto no entendì, pero llegò mi hijo. leyò y lo arreglò, pero igual falta todavìa, cada comentario cuesta el doble de trabajo.
    Gracias Boris, sos un gran amigo.

    Abrazos porteños.
    Dulces sueños.

  • Paloma P.P.

    Hermoso y realista relato que plasma tus recuerdos vividos en tu infancia y en tiempos pasados con belleza. Encantada de leerte. Un fuerte abrazo Boris.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.