Harold Delgado

Pasos que pasan

 

Pasos usados, pasos rotos,

pasos enmendados con hilos de temor  de tanto pisar espinas del camino fangoso,

Pasos que reflejan  la vida, en el espejo de la eternidad,

pasos con tantas lunas manchadas de semen y podridos pensamientos,

Pasos de ángel caído sucio y olvidado con alas frágiles,

pasos de luz intermitentes que se pierden con cada soplo del viento,

Pasos con violencia que tatúan el destino con finas marcas de golpeteo de olas en la roca,

Pasos caníbales que destrozan corazones y exprimen la energía para poder sobrevivir,

Pasos de gigantes  embriagados que se van desmoronando con cada palabra que se extingue,

Pasos de dioses frustrados que se niegan a desaparecer con sus oraciones destrozadas,

Pasos de amor deambulante en las calles llenas de cristales falsos y  baratos,

pasos de sueño de lobo buscando  luna llena,

pasos de asesino sediento de sangre en busca de su próxima víctima,

Pasos de guitarra que inmortaliza el tiempo,

Pasos crocantes como galletas de hierro que se desvanecen en el calor del infierno,

Pasos de vida que se van para no volver y que nos sentencian a encontrarnos con la muerte de piernas abiertas y sedienta de placer,

pasos vivos, pasos muertos,

 Pasos que pasan jugando a la ruleta rusa y que se pierden en la inmensidad de los cielos rotos llenos de recuerdo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.