EDGARDO

Recordando un amor



Durante muchos años

Una dulce niña invadió mi ser

Nostalgia sempiterna del ayer

Ilusión ahogada en mil suspiros

Añoranza de mi vida vuelta a renacer

Diáfana y pura vivirás en mí eternamente

Esculpida  para siempre en mi corazón y en mi mente

Luz que iluminas mis sentidos

Oh dulce niña de mis sueños mas queridos

Sol que arrulla mis quebrantos

Amor, dulce amor, mi eterno amor

Niña beatitud divina hecha flor

Gema preciosa del ayer

Estrella que guía mi amanecer

Lienzo puro en el que quiero entregar mi corazón

Estampado con profunda emoción

Sueños eternos de mi antaña ilusión

 

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.