claudio munoz

Una bella niña

Una bella niña bajo del cielo

cantando primaveras

con palabras nuevas.

 

Fácil no fue estacionar 

su pequeña figura

en esta vereda otoñal.

 

Mas sus andanzas 

ya irradian colores

y hacen del rocío

el agua fresca

que nuestro suelo requiere

para los brotes de esta siembra.

 

¡una bella niña!

¡una bella niña!

 

 La bella princesa

que bajó del cielo

juguetea con la aurora

e inunda con su mundo invencible 

la tarde que se riega de dulzura.

 

¡una bella niña!

¡una bella niña!

 

Hoy las puertas , las ventanas

las veredas 

son castillos jugueteando en el jardín

y las risas se encienden fácilmente

cuando aletean los págjaros de pan.

 

Vuelven los sueños a iluminar la tarde

vuelve la infancia a inaugurar el día.

 

Los dolores que algún día fueron llanto

la niña que bajó del cielo

los transforma en canto.

 

¡una bella niña!

¡una bella niña!

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.