Yenny Morales

S/T


Desde el horizonte de un mapa
visualizo el vuelo suave donde llegas
es como la llegada de una botella flotante con la espuma del mar, es pintarse la cara de sonrisa y esperar paciente el abrazo con manos arrugadas de espera...


Un mensaje llegando, en vuelo,
una pleamar de palabras en playas
de manos unidas, la amistad, un canto.
El horizonte es mudo testigo
cuando algĂșn amigo, despierta en llanto.
Gaviotas de abrazos, espumas de aliento,
conteniendo el grito, marineros del alma
bebiendo, los amigos, del mismo vaso,
del mismo vino.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.