Hiram Figueroa

Interés desigual

Me sigues como una niña

con tu rabieta lloras y gritas,

éste amor no te pertenece

tras lo imposible llevas meses

y tu confusión a veces me irrita. 

 

Más que despierta, andas dormida

un sueño del que debes despertar

vivir la dulce realidad de la vida,

ya llegara quien te quiera amar. 

 

Puedo ser tu amigo mas no tu amante

te ofresco un cariño de hermanos 

disfrutemos cada uno de los instantes

la vida sigue aunque el amor caiga fulminante. 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.