Bernardo Arzate Benítez

El Doctor...

 

 

 

Una mujer se quejaba de su esposo siempre ausente,

de tal manera por siempre la cama estaba vacía.

En su pecho delirante cuya pasión mas crecía,

le dijo por fin un día así nomás de repente:

 

"Te despiertas tan temprano que no puedo saludarte,

y llegas...llegas tan noche, que no puedo recibirte.

No se, no se ni como decirte...

que así no puedo ni amarte..."

 

El doctor con gran ternura le dice cuanto la ama;

y para aumentar su confianza con cariño le da un beso.

"Es el paciente quien necesita la cama,

no el doctor...luego regreso"

 

Pero su esposa le dice: "Más y más te estás cansando,

descansa ya, por favor".

Y él responde "Es el paciente quien debe estar descansando,

no el doctor"

 

Autor:Bernardo Arzate

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.