jesus Alejandro Reina

Sonetillo en E

Ese solemne universo
que en sus ojos de lis brota.
De sus labios gota a gota,
luceros convierto en verso.


El cielo ya no es tan terso,
ni la noche ya denota,
la epifanía que dota
de luz , al tiempo perverso.


Es ella, mi gran amada
de fuego y rayo rizado ,
de marfil, fe inmaculada.


Y en mis sábanas perlado,
en pasiones ya bañada
retoza su cuerpo ansiado...

Comentarios1

  • kavanarudén

    Un precioso poema de amor.
    El amor se destila en tu versar poeta.
    Ella, tu gran amada, lo es todo.
    Un fuerte abrazo. Siempre un gusto leerte
    Kavi



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.