Mila Gagarin Rabinonovich

El planeta yo y astronauta perdido

 

Dices que el amor se te olvido en un mes de marzo,

Y el tiempo no paso muy rápido,

 Y fue mi ausencia la causante de muchos de tus arrebatos.

 

 Que te gusto un cráter y  solo te asomaste,

a ver si la profundidad de arropaba,  

y tal vez  con suerte para ti, solo lo observabas.

 

Una tonta he de ser, para creer tal desfachatez,

Me importa lo admito;

y es por eso que quiero que sepas, que este cuarzo;

tan magnifico que soy yo,

difícil es de reemplazar y que a la hora que a mi me de la gana,

me muevo y  doy un giro en este lugar.

 

Porque mujeres hay muchas, pero como yo, pocas.

Hay estrellas fugases, meteoritos en la orbita,

pero un planeta, como yo, dudo lo reemplaces. 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.