Azael Aguiar

Pensamiento Recurrente

Un pensamiento recurrente...

De esos que no te dejan

tener paz mental.

Esos que vuelven cuando

menos esperas.

Como cuando digo que es

mi último cigarro,

una mentira...

Puesto que no pasan días

antes de volver a sostener

uno entre mis dedos.

Un hábito recurrente...

Una mañana que regresa

Una,

Y otra,

Y otra vez...

Tú.

Tú en mi cabeza dando

vueltas día y noche.

De la misma forma como

nuestras lenguas se

encuentran...

Un ciclo trastornado.

Besos recurrentes.

Uno,

Y otro,

Y otro de nuevo.

Así...

Se vuelven un vicio

recurrente

del que no quiero huir,

del que no quiero escapar.

Recurre a mi día y noche.

Y las tardes no las dejes pasar.

Recurre a mi,

Recurre con tus besos,

Y con tus risas.

Esa extraña forma que tienes

de reír,

al igual que de dormir...

Ese movimiento de ojos

recurrente,

mientras sueñas, supongo.

Esos besos a media noche,

o a medio despertar...

De igual forma,

recurrentes...

No dejes de ser como mis

pensamientos recurrentes.

No dejes de aparecer.

Sigue besándome de la

misma forma.

Sigue mirándome igual,

Sigue siendo mi mejor

pensamiento recurrente.

Sigue recurriendo...

Sigue ocurriendo.

Y nunca, nunca...

Dejes de aparecer,

ni en mi mente,

ni en la puerta de mi casa.

Comentarios2

  • Marc Tellez Gonzalez

    Encantador verso, constancia ardua de cualquier cosa, y sobretodo del amor.

    Saludos poeta.

    Marc.

  • María Isiszkt

    Sobre todo en el amor constancia eso si es fuerza interior
    Un abrazo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.