Fernando Gabriel Arrieta

Tempano interior

Sobre la cumbre de la fosa más oscura

Colgado sin temor de una libre telaraña

Se cohíbe la razón y la locura

De una idea radical que me amordaza

Es entonces que recreo junto a un dios

Hecho en barro decantado de mi alma

Contra la firme resolana que me ciega

Montado en duras piedras sobre el agua

 

Busco un lugar para soplar… tan solo eso

Busco la etérea libertad…

Virtud afín, de mis inmensas ganas de soplar.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.