elsi

La realidad irreal.

La aurora iluminó

Con el primer rallo de sol,

A un amor eléctico

Sano y verdadero,

Puro acendrado

Limpio y sin defecto,

Soñador nefelibato

Sin apercibar lo real,

De olor a petricor

De lluvia mojando suelo seco,

Siendo sempiterno

De principio duradero,

Y sin avistar nunca el final

O al menos eso creemos

Hasta hastiarnos de ello,

Dejando a l imaginación

Con su oscurantismo

Volando en paralelo 

En su realidad irreal.

Silvia Sago.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.