Donany

Se le puede Observar

 

Se le ve caminando solo por las calles

Lleva consigo una sonrisa que ilumina la oscura noche

Días tras día la espera en la estación de tren

Al lado de su mascota y de sus buenas intenciones

Él sabe que regresará,  pero no tiene claro la hora ni el día

Siente el dulce aroma y su presencia en aquellos lugares que solían estar juntos.

Le basta cerrar los ojos para revivir cada minuto, cada segundo del ayer.

Al viento canta sus canciones, con la esperanza de que ella lo escuche.

Pasan días, meses y quizá puedan pasar años,

Pero ante los ojos de él, la distancia es relativa  y el tiempo una ilusión

Él sabe, como sabe su corazón que ella lo ama profundamente.

Comentarios1

  • mario mena mena

    Versión de Penélope de Serrat, ese estado de espera en que quedan algunas almas, aguardando alguien que se fue, que imaginan o que espera.
    Una especie profunda de pena.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.