mrbiojam

Esculpida en las Manos de Dios

Cuando sientas que en tu vida

la esperanza y el aliento

arrebatados son por el viento

y la batalla se mire perdida.

 

Cuando los problemas cada día

se vuelvan mas inaguantables;

cuando no hayan palabras amables

ni tampoco lugar para la alegría.

 

Cuando llores en la oscuridad

amargamente, acostada en tu lecho,

cuando la tristeza arda en tu pecho

y no hayan rastros de claridad

 

Levanta tus ojos al cielo

y con una sincera oración

eleva tu corazón

hacia aquel que te da su consuelo.

 

Aunque te sientas cansada

atacada por nuestro enemigo

recuerda que el tendrá su castigo

y tu fé no será quebrantada.

 

Y por más que te sientas vencida

piensa en Jesús nuestro hermano

y confía en aquel que en sus manos

te tiene primorosamente esculpida.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.