Madeleini Sosa

UN LLANTO QUE NO CALMA

 

No comprendo mi actitud 

no se aún que pasa

mi corazón llora 

se ahoga y solo quiere explotar 

he mirado en tus ojos el miedo

en mi voz escuché ira  

el miedo del recuerdo de una niñez adolorida 

siento mis ojos hinchados 

mi fiebre alzada 

un nudo en la garganta 

solo quiero gritar 

tus ojitos de cólera me han mirado

por un instante he querido morir

ir a tus brazos a pedirte perdón

soy culpable

de tus lagrimillas y tus tristezas

pero no sé cómo hacer para volver

a unos minutos atrás

sus ojitos, aquellos ojitos

cuando niño su primera mirada fui yo

he tendido del filo del cuchillo

perdóname mi hijo por lanzarte una gritada

perdóname por no saber tener calma

no quiero que tu rostro vuelva a verme así

ni tus ojitos pequeños temerosos se ahuyenten por mi

Es Mayo el 31 acaba

sigue la noche y su luna llena 

las únicas compañeras en esta mi soledad

por  las angustiantes horas de verte llorar 

susurrar despacito "¿porqué eres así mamá?"

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.