Carlos Yemel

🌹El ultimo vistazo al universo 🌹🌞

 

 

 

He robado una hermosa estrella, es bella y frágil, como el corazón de Venus. 

Ella se resiste, fría y solitaria, se le nota que el tiempo, le a marcado con una huella.

Aquella Luz que vi, una noche solitaria, y una lagrima se le cayo, tan dulce como el bambú.

 

 Mis ojos se abren, te busco, noche a noche, con la esperanza de volverte a ver, por una ultima vez más.

La noche tranquila, el cielo limpio hay un clima frio, te veo tan cristalizada como el hielo.

Busco olores, luz o huellas, pistas de tu furia devastadora, miro el rio, miro hacía atrás.

 

Entre espacio y tiempo inverso, reservo un verso, para vos.

 

Soy quien busca luz eterna, pero gobierna mi luz interna.

De tu cuerpo en la galaxia, mareando planetas oscuros y desérticos. 

Busco Diosa que gobierna, con miedo y sin piedad, da la vida y quita más de lo que da.

Con su voz y resonancia, hace que el tiempo se detenga, que las estrellas lloren y teman.

Me piden más de lo que puedo ganar, que mate mi luz interna, para dar vida a la Humanidad.

 

Hallo pistas oportunas, confusas y chistosas, me da gracia vuestra desgracia, ya que la luz no puede sentir amor.  Pues con la pasión de mis únicos aliados Venus, Tierra, Sol y Luna te busco en tu cosmos no explorado.

 

Anuales son las noches donde mi amiga la Luna sale a buscarte.

Soleado son los días donde mi amigo el Sol sale a darte calor.

Mi amiga la Tierra crece con vida, altos árboles da vida, para darte belleza eterna.

Mi hermano Venus te protege te vigila por mi.

 

Todos lo hacen por mi, aunque no les pueda dar nada, pero luchan contra su naturaleza devastadora para darme alegría. 

 

Las auroras boreales, se ciernen sobre tu pelo, te hacen sentir como estrellas fugaces.

Maquilladas con caricias y besos te protegen.

Otros rastros espectrales se ciernen y se hacen una, para sacarte una sonrisa

de energía, en manos tibias el agua te caricia te limpia de la impureza del mal.

 

Me he elevado al firmamento, para ver tanta belleza, tanta destructividad juntándose, para proteger a algo que nunca amare.

 Verte en resplandores, en explosiones de alegría, de felicidad celestiales, de movimientos espléndidos.

De tus ojos celestes más cegadores que mi propia Luz.

Me da esperanza de contener al universo para que puedas seguir viendo tanta belleza.

 

Las fragancias estelares. De tu cálido perfume, se han regado en centenares,

de estrellas, que se unen que me miran, que contienen en ellas tu Luz.

 

Tus cabellos amarillos acompañadas con auroras boreales se unen en nebulosas.

Con anillos forman espaciales figuras colosales y magnificas.

 

Estoy cerca de tu brillo

Resplandor me ha fascinado

Meteoro clandestino y ladrón

Se ha chocado en este corazón  lleno de energía.

Penurias paso lloro, me lamento, por lo que soy pero verte tú sonrisa, me da fuerza para sostener al universo.

 

Escrito por Carlos Yemel

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.