Poeta sin alma

Me gustas

Me gustas total
y enteramente toda,
por el fuego intenso 
de tu pelo azulado,
por tus senos duros
de sabor a canela tibia,
por el pecado original 
del contoneo de tu cadera.
me gustas mucho,
toda entera, completa,
por tu boca color cereza
tan intacta al beso,
por las llamas de tu carne 
que se calcina entre las venas.
no lo niego, me gustas
porque eres mi mujer 
y aun así ,no me perteneces,
por la envidia de los demás 
y la siento como propia. 
Tú me gustas amor,
cuando me la paso junto a ti 
bebiéndome tu aliento,
porque voy recogiendo los pedazos 
de amor que me tiras. 
Me gustas y lo grito,
ayer, hoy y mañana,
por ese olor a carne morena
que tú tienes; olor mujer 
que es tan tuyo y ahora mío,
porque nada huele así 
en la tierra, en el cielo,
Me gustas a todas horas,
porque ese amor tuyo 
lo encontré para mí.
Me gustas tanto mi vida
cuando tus besos rodean 
mi boca y encantan mis labios, 
porque tus brazos son cálidos
como sol de verano, y en tu sexo
encontré la dicha infinita
que mi fantasías buscaban.

Comentarios1

  • Raiza N. Jiménez

    Hermoso elogio erótico a la mujer...
    Saludos,
    Raiza



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.