YO CLAUDIO

MI CASA EN EL ÀRBOL

Busco la calma de la tarde, entre àrboles y quebradas

vagando en cielos y mares, soñando con el amor de mi vida.

                                                En lo alto del àrbol construirè un hogar,

para entregarcelò en mi sueño, e invitarla a soñar.

             Con grandes ventanales, de hermoso cristal,

alrededor de mi casita, donde ella pueda gozar.

                                                                 Invitarla a caminar en un piso bìtrificado,

donde pueda ver su reflejo, como si fuera un espejo encantado.  

Enseñarle los hermosos paisajes que ella pueda admirar, 

eliguìendo el mas bonito y podèrselo regalar.

En los grandes mares ver los barcos pasar, 

navegando en uno de ellos, para encontrar el paraìso en el mar.

Trabajando dìa y noche, construyendo mi dulce hogar, 

invitar al amor, si lo llegase a encontrar.

                                  No quisiera despertar de este sueño amor,

seguirè buscando entre cielos y mares,

                   para darle alegrìa a mi solitario corazòn.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.