Rafael Parra Barrios

La heterogeneidad natal de la Ciudad de Independencia

La vehemencia de un pueblo sumergido

en las entrañas de su tierra, Yaracuy,

en la hermandad de su patria, San Felipe,

en los aires libertadores de Caracas,

en las brisas provinciales de Carabobo,

en las rapsodias cautivadoras

de la crepuscular Ciudad de Barquisimeto,

y en los encantos del Estado Lara;

trasciende y coloca su afán autonómico,

incesante, perseverante y autentico,

en el norte de sus sueños.

Es Independencia la ciudad del color,

que haciéndole gala a su nombre,

a su ser, tolerancia e investidura,

galopa al son de la libertad

y al ritmo de su propio albedrío,

que pincela siempre su identidad.

Luce este pueblo indomable,

imparable en su larga cabalgata

por capturar su autodeterminación,

el canto guerrero emancipador,

que emana de la diversidad

y el pluralismo cultural,

haciendo nombre propio,

bendecido por Dios

y ofrendado por su población.

Fruto de la heterogeneidad,

de contradicciones y vehemencias,

este noble y bravo pueblo,

levanta la bandera de la unidad,

enamorando el futuro

y avizorando la lealtad.

Así es Independencia,

pueblerina y celestial,

anda dando pasos atinados

para fortalecer con trabajo

su desarrollo local.

Orgullo de Yaracuy,

de su himno estadal,

con Abdón Rámirez,

y su orquesta magistral,

entona con su batuta

el cantar primaveral.

 

 

Comentarios2

  • nelida moni

    Buena poesía descriptiva
    Feliz semana
    Nélida

    • Rafael Parra Barrios

      Saludos y gracias Nelida! Estaremos en contacto por es vía. Un abrazo!

    • Maria Hodunok.

      Bellos dibujos de un pueblo y su historia hay en este poema.
      Que extraordinaria forma de describir un lugar.
      Exquisitas letras, poeta.
      Saludos.!!!!

      • Rafael Parra Barrios

        Buenas tardes María! Gracias por tus poéticas palabras. Seguimos en contacto.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.