nelson ponce

AL PASO DE LA MULA

AL PASO DE LA MULA
A veces llueve dolor llueven penas
llueve el polvo sobre los amarillos recuerdos
los perros solitarios ladran
al camino que calla ausente
lo único que se oye es la soledad
que ventea.

La bala fría duerme
se despojo del odio aun con la muerte
en la mochila.

Al despertar desahuciada
quedo la reseña
la tinta y la escritura
del poeta.

Los ojos se cerraron pegados de las nubes
se tomará su tiempo dormir mirando pal cielo
bajo la mata de mango repleta de noche eterna.

La mula escapada lo echo de bruces
el golpetazo seco brillo
con el humo y el fogonazo
mientras certera ella
como la chillona venia
silbando de lejos.

No se hicieron preguntas
no se dieron respuestas

La calma dormida se ve mas tranquila
que la tristeza
más elocuente que la propia
despedida.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.