didisar

EL DIAMANTE DEL PODER

Hoy comprendo más que nunca que los planetas giran

Y como lo habla la Biblia son distintos

Por ello he de saber lo que he poseído

La trasmutación y el misticismo hablan claramente lo que digo

 Si hablare de la verdad y la realidad

Dará todo por claro acercá de la piedra filosofal.

El afán hizo los grandes que enloquecidos murieron

 Creyendo saber todo sin tocarlo ni verlo

Poseer la sabiduría es cosa de mansos

Mi espíritu se alegra al entonar este canto

 Creyendo en la pureza

 Que se esconde en algún lado

 De esta tierra que llora ama y canta

Mientras muere en sus brazos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.