fabian alirio astudillo gil

Ocaso.

Solo al mirar el ocaso

y detenerte en el aurora

o mirar la luna cayendo

cuando de reir se trate

notaras como las palabras

se te hacen flores

y al retirarte a tu alcoba

tal vez al sonreír

o al llorar de nuevo

notaras quedamente

como el corazón te late.

 

Solo al mirar el ocaso

y detenerte en la aurora

y mirar mas alla 

del infinito velo

notaras quedamente

como la vida 

se te hace un cielo.

 

Solo al mirar, al amar

ya sea en el ocaso

ya sea en la aurora

siempre  espero

 tu corazón con celo.

 

 

 

 

Comentarios2

  • nelida moni

    Fabián, es hermoso el ocaso como el amanecer, bellos versos
    Mi abrazo
    Nélida

  • Fabio Robles

    Fabián
    Que bonito poema, ocaso y aurora que aprisionan tan lindos sentimientos. Un gusto leerte



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.