Marvin Ramirez

Nuestro Lugar



Pude escuchar el canto de las ojas

Cómo bailaban con el viento

Se siente un frío intenso.

Me senté debajo del sol.

Sentía el calor del rayo sobre mi espalda

Perdí la noción del tiempo.

Recuerdo cada uno de tus besos.

Tu sonrisa se convirtió en mi amanecer.

El sol se oculto detrás de una montaña.

Tu cabello negro cubrió un cielo azul

Pude ver tus ojos en las estrellas.

Te has convertido en mi ángel en un cielo inmenso. 

Me levanté después de muchas horas

Me di cuenta que mi alma ya no estaba.

Que mi corazón no tenia un latido

Ahora que no estas conmigo

Todo mi ser está en tus manos

En tu adiós, me convertí en un tiesto.

 

En este lugar que fue nuestro lugar de encuentro. 

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.