Lautaro_888

A mis sueños



A mis sueños llegan fantasmas
de maldades que quedaron impunes.
Manchas en la cara de la justicia.
Heridas que nunca sanarán.
Crueldades de las más grandes,
maldades sin nombre.

A mis sueños llegan los fantasmas
de maldades impunes que ya fueron olvidadas.
Pero allí están, en mis sueños,
gritándome que la maldad es más fuerte
que la justicia.

Almas torturadas le hablan a mis sueños
de actos acaecidos en el mundo.
Muchos fueron torturados y asesinados.
Nadie miró, nadie pagó y nadie recuerda.
Pero sus memorias aún viven en el silencio
de los fantasmas que vienen a mis sueños
a decirme con visiones que la maldad
es fuerte y la justicia muy débil.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.