martha del pilar

Latente

 

 

Latente 

Tempestades ardientes 

el fuego es un corazón 

presente de un toque 

de astro los castillos 

son el refugio 

de la pasión latente.

 

Y la lluvia siente 

el latido que alivia 

el atardecer 

encendido.

 

De alas de amor 

profundo que 

ruega un lienzo 

eterno de dos 

almas que dibujan.

 

Y el calor es el sol

ante un amanecer 

de pasión 

que tan solo 

es tu sentir 

y tu canción.

 

Martha del Pilar 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.