Iosi Koba

FUEGO AZUL

FUEGO AZUL

 

Pecho desgarrado, púrpura doliente

que conmueve impasible mi sangre,

dolor intenso del daño fuerte

lacera inmisericorde la abierta carne,

hueco obscuro, frío, inerte,

generado como una otra parte

en la génesis del consciente.

 

Pecho desgarrado, púrpura caliente

en tantos lugares busqué su restaño,

alguna mujer quiso curarte valiente

a las que fuiste quemando y haciendo daño,

incapaces de entender tu llama hiriente

que seguiría encendida año tras año

pese al intento de su pobre mente.

 

Pecho desgarrado, púrpura brillante

gélido fuego que generoso alimenta

el daimón que es benefactor gobernante

de la invisible cuchilla cruenta

que cercena el nacimiento pujante

con mano diestra y violenta

de cualquier emoción celante.

 

Pecho desgarrado, púrpura candente

de mi salvaje genio aliento helado

que ha modulado de forma sapiente

tu daimón actuando pronto y taimado,

me libra de su obscuridad influyente

lo lleva más allá del universo creado

por tus dulces mimos y tu cuerpo ardiente.

 

Pecho desgarrado, púrpura quemante

que has llenado con tu existencia

amada mía, ya no hay oquedad cortante

desterraste la insensible demencia

con un manantial de emociones burbujeante

en el que me sumerjo con total vehemencia

para adorarte siendo tu complacido amante.

 

© Iosi Koba

ΨΦ

Comentarios1

  • Estanislao Jano

    Excelente trabajo. Gracias por compartir.

    • Iosi Koba

      Gracias, Hugo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.