Elmer Godoy

zuley

Te vi...
Te conocí...
Te respiré y te amé
después todo fue, lo que ahora ya
no es luego quedara en el tal vez.

Mi pensamiento del deseo te llamó y respondiste, espera!!! Cuantas veces espere, me sorprendí que te moldearas a mí... El momento de esperar término, como tu ninguna y de eso se trata... ahora como te va y como estas no lo sé, en el pasado te divertías asegurándote que me sintiera como un mimo atrapado en su caja, pues el espacio es relativo como lo es el tiempo...
Todo o nada allí quedó y hay cosas palpables que no necesariamente se tienen que ver.

En esto que parece ambiguo te lo dice el pensamiento pues mi corazón ahora ve hacia otro lugar... Teniendo un estado cálido y espeso forjado por el capricho a la necesidad de sentir que respiro, cegado por tus antojos ahora es mi tacto el que me guía, el que me dicta hacia donde ir... Es ese lugar donde jugar, reír, llorar, pensar y mi alma embriagar asta que un respiro no pueda dar, es un jardín en el vacío del espacio del que me voy a enamorar.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.