ricardocabrera

APÚRATE FILEMÓN, YA ME ANDA DE LAS AGUAS

Apúrate Filemón, ya me anda de las aguas

‘pérate compadre, déjame que te cuente

‘ta enfermo el patrón, que’s que de la bilis

Más muinas pasamos nosotros

Que ni a té  pa’l dolor llegamos

¡Y tú con tus aguas! ¡Ni te enteras hombre!

 

Pobrecito patrón, y es que con tanto viaje,

Se le redama la bilis a uno, si yo sé de eso.

Acuérdate cuando nos juimos caminando

Por toda la carretera hasta la merita Basílica.

 

Con más él que es finolis, y se fue re te lejos

La que se veía feliz era la patrona, esa sí,

Pa’ que veas, ta’ re chula, parece estrella

pos tenían que gastar, si los viajes salen caros

a poco creibas que se iban a quedar

en un cuchitril como nosotros, ¡‘tas loco!

Pa’ eso está la peonada, pa’ pagar sus lujos

 

Pobrecito del patrón cuantito llegó de viaje

Puras quejas, puras muinas. Si el rancho

Se le está cayendo a pedazos, ¡te lo digo yo!

¡Ya ni el día del Padre se puede asomar!

A lueguito ve las pancartas que dicen

Devuélvenos  a nuestros hijos,

¡Vivos se los llevaron!, que’s que vivos

Los queremos de regreso.

 

Ya ni pudo disfrutar de la graduación

De la hija de la patrona, no’ más las fotos

Le quedaron, yo las quería ver tú,

Pero la revista en la que salió, ‘ta recara.

 

N’ombre, te lo digo yo, ¿con qué cara contesta?

Si los matones los manda su gente

Tantito la indiada se pone al brinco y a lueguito

Que llegan los sardos, si no los cuicos

Y pa’ luego, ¡matazón de gente!,

Ya pa´l rato dice el profe en la tele

Que se mataron solitos, que no se sabe,

Que traían armas prohibidas, hasta los niños

Aparecen con armas en las fotos.

 

Filemón, ya me anda de las aguas

‘pérate tantito compadre, por eso no te enteras

Apenitas cumplimos un año, te acuerdas

De lo de Tlatlaya, si hombre, los de la bodega

Los veintidós que se cargaron los sardos

Y que empezaron a echar culpas a medio mundo

Y pos ahorita ya se destapo todo, los sardos,

Ellos jueron, mira compadre con este patrón,

Si hace falta, los muertos los pone él.

Qué bueno que ya está mejor el patrón,

Yo pensé que iba ir al IMSS o de perdis

A la Cruz Roja, pos d’onde.

Ora pues, ya vete hacer de las aguas,

No pues compadre Filemón

Con tanto que hablaste, ya no alcance

Ora hasta que se me seque el pantalón.

Porque hasta los huaraches mojé.

 

¡Ah que la que se cayó por asomarse!

Pos ahí luego le cuento otra

Y orita me voy corriendo

Voy a despedir al patrón

Que ya se va otra vez de viaje.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.