My Dark Angel

"Bichito"


AVISO DE AUSENCIA DE My Dark Angel
Perdimos los versos en la noche de oscura poesía... melancolía que decían que te enamoraría, alto precio pagaría con condena fría de no escuchar tu voz en melodía, era de esperar que llegara este día... el día de un fín sin final en el final de los días...

Schhh... hora de decir mentiras...

Alguna verdad cruzaremos mientras al vacío me tiras.

 

Dónde estoy ahora...

En algún rincón de este mundo,

Buscando mi yo en lo más profundo,

Perdida en la realidad de lo absurdo,

En la pérdida de tiempo buscando un diestro que es zurdo.

Ahí me encuentro...

En algún rincón de nuestro lamento,

Alguna vez fue amor en el intento,

Atento se quedó en un pasado que pocos creerían que viene siendo cierto,

Y yo... estoy en la cuerda floja de lo incierto,

Ya no se me ocurre que contestarle al viento,

No te siento ya conmigo,

Realmente ya no sé lo qué persigo...

Me rendí, en mitad del hielo me quité el abrigo,

Sentí el frío en mi piel que me llevó contigo.

 

 

Qué hago despierta en este letargo,

qué hago si sueño tus palabras mudas que pasan de largo,

Encargo que mi alma encargó escribir a mi oscuro corazón,

Escribo para ciegos ya que el sordo viento ni escuchó,

Si leyeras estos versos me expondrías una canción,

Con instrumentos de alguna melodía,

Con bichitos de buenos días,

Esperé medias noches, medios días,

me enfadé, grité, lloré y hasta desterré mi alegría,

pasé malos ratos hundida en agonía,

Fulminé sensaciones que recordé que sentía...

No soy quien para debatir la ironía, 

Metáforas mueren en el ayer,

Se apagó el faro de tu alejandría,

Me perdí sin querer en tu lejanía,

Dolía y ahora duele todavía.

 

 

 

 

 

Al cabo del día, de la noche, se me ocurren tantas cosas que decirte, contarte, describirte... me siento, abro el teclado y en el intento escribo letras que poco han expresado, nunca serán vendetas por mi trono destronado, solamente serán mis penas de un amor platónico que me ha rozado quedando anónimo, si me quieres... por qué nunca me buscas... la respuesta a eso la sé, pero pronunciarla me lleva a una muerte que asusta, seguramente mi alma ya no te gusta, a ciencia incierta sé que algo te disgusta, las mentiras... nunca son justas, injustas <delirias> en mi mente un tanto bruscas, aquí y ahora en el presente me encuentro triste y sin fuerzas para verte, quería olvidarte... no puedo, de momento mi alma quiere abrazarte, no tengo palabras para describirte, pues no hay palabra amor en esto tan grande, la palabra es tu nombre, parecía imposible pero existes, eres un ángel entre los hombres, mi bichito con alas que tiene la fuerza de escalar hasta las cumbres.

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.