pablitoslash

Histeria

Otra vez el rechinar de tus pasos

que atraviesan la oscuridad,

esa oscuridad de mi habitación,

la penumbra que hay en mi corazón

que no se detiene, que transpira

por los poros de mi piel,

más al mirar hacia atrás

no te encuentro, no estás.

 

Me miras con indiferencia.

Conozco bien tus pensamientos.

Soy lo que soy,

y no escondo mis sentimientos.

Sabes que te deseo,

Mas te aborrezco por ser así,

Te odio por ser mi amor,

Pero te amo aún siendo mi dolor.

 

Te extraño,

Sabes que extraño

El rechinar de tus pasos

Y el olor a perfume de tu cuello,

Y el sabor de tus labios

Y el roce de tus manos.

Extraño tu voz

Inclusive diciendo

Cuánto me detestas.

 

Cansado del tiempo

Y cansado de esperar,

Trato de encontrar tu sonrisa

En el fondo de mis recuerdos,

Cuánto ha estado ahí

Que aún es tan vivaz,

Que aún percibo la fragancia

De tu aliento a gardenias.

 

Te han dicho que estoy loco,

La histeria por tu presencia

Me hace dibujarte en el aire,

Te pinto barroca,

Te imagino de alabastro,

Clara como la leche

Y fuerte como aguardiente,

Están mis dedos modelándote.

 

Sé que comienzo a delirar,

Mi mente juega sucio conmigo

Y crea emociones sin sentido,

Me hace creerte junto a mí

Abrazados, asfixiados,

Sin más aire que el de tu aliento,

Ah, brisa fresca de río

Que inunda mis pulmones muertos.

Comentarios3

  • carmuchaescalona

    Tus pulmones muertos.. wow!
    Un cariñito para ti!

    • pablitoslash

      Jajajaja gracias! Ni yo me esperaba lo de los pulmones, pero... creo que cuando hace falta alguien a quien amas tanto, te sientes muerto. :) jejejeje gracias por el comentario.

      • carmuchaescalona

        De verdad es inverosimil! Pero así es la imaginación del poeta.. Un abrazo!

      • Alvaro Maestre

        Sentir presencia y no física del ser que uno ama es triste;
        Este Poema, no deja de ser un sueño;

        Saludos,

        Alvaro

      • Melocotodo

        Realmente me gusta. El sentimiento del odio y el amor juntos como pasa día a día, placentero extrañar a alguien hasta sus enojos y sus sonrisas.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.