lily natalia

AGUA DULCE

Desierto que seco por años mi esperanza

donde solo se veía la soledad y el desconsuelo

camine por sendas peligrosas esperando 

respuestas a tanto vacío,

el frio de querer encontrar la muerte para huir

del gran huracán que cargaba en mi silencio

sin querer pronunciar la verdad que me atormento

en muchos momentos….

 

Intentos fallidos de querer expirar

De un mundo donde solo veía desiertos

padecía de una sed insaciable de ilusiones…

Y sentí morirme lentamente en humo de consuelo…

 

Cuando grite y confesé mi verdad ante él

Recibí lo que jamás creí,

El me arrebato de aquellos brazos

Que me tenían presa de angustia

Donde me mostraba como felicidad

Los placeres, la alucinación y el orgullo…

 

Llegue a pensar en el como un ser injusto

Que me dejaba morir de sed,

Pero él estuvo siempre conmigo

No permitió que me fuera sin conocer su verdad…

 

El gritaba dentro de mi corazón pero mi orgullo fue más grande

Mi corazón era aquel desierto donde yo intentaba sacarlo

Era imposible porque el derramaba agua dulce

El refrescaba mi necesidad para que siguiera luchando…

 

Eres mi agua dulce en este gran desierto…..

Derrama tu amor y acompáñame porque te necesito..

Comentarios5

  • AdViHeBOM

    Buen poema

  • aprendiz de poeta

    Lindas letras llenas de necesidad y esperanza . Por un momento me recordo Salmos 42. Saludos!

  • lily natalia

    Gracias por tu comentario saludos

  • Maria Hodunok.

    Feliz dia Lily, grandes letras de fe y esperanzas nos estàs regalando.
    Èl siempre està a nuestro lado, nos tiende su mano y hace que la vida cambie.
    Que bièn lo expresaste en tus versos, poetisa.
    Cariños a tu alma.

  • Poemas de Pepita Fernández

    "Cuando grite y confesé mi verdad ante él
    Recibí lo que jamás creí,
    El me arrebato de aquellos brazos
    Que me tenían presa de angustia
    Donde me mostraba como felicidad
    Los placeres, la alucinación y el orgullo…"

    Bella imagen que dice casi todo.
    Abrazos , poetisa




Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.