Araceli Vellber

Si tu.

Si tú estás

yo estoy

si tú te vas

yo sigo estando

como aquel viejo árbol

agarrado a la tierra con mis manos.

Pero si no estamos ninguno

ahí se queda todavía aquel viejo árbol

su tronco, sus ramas y hojas,

 junto a las tumbas donde yacen los muertos

y encima de la fría piedra se posan los pájaros,

yo te extraño

y tú tienes la complicidad  del silencio

y yo tu eco.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.