Leandro Rodríguez Linárez

Intitulado CCCLXV

Naces del silencio mujer,

Con tu idioma tuyo.

Naces de la compañía ausente,

Ausentando lo presente.

Naces cuando callo,

Entre las brevedad de mis comas y puntos míos.

Naces cuando reposa mi lápiz,

Extrayendo de su madera su mejor memoria.

Naces cuando duermo despierto,

Y cuando despierto dormido.

Acabo de posar una taza de café

Y naciste de ella.

Naces de la luz,

Y donde fracasan sus conquistas.

Seguramente cuando muera,

Nacerás de mi,

De todo lo que quede,

De todo lo que me lleve.

 

LRL

24-5-2016

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.