david argel

Denudo, Vestido de eternidad

Poetas locos tocan mi puerta, ya no me puedo esconder más, ojos negros, miedos, tinieblas, hay locura se escucha tu voz. 

Y aunque los ángeles me cuiden siento que no me pueden salvar, que me presten sus alas, no tengo miedo de volar.

fantasma sal de mi cerebro, voy de un mal sueño a la realidad, y aunque persigas mis pasos voy caminando a ningún lugar.

En mi pecho nace una angustia, de mi angustia nace un rosal, ojas negras, veneno, espinas, no te vallan a cortar.

soy sangre, sed, vida, muerte y soledad. Desnudó vestido de eternidad, soy sólo polvo echado al mar, no tengo miedo de volar.

soy lágrima que evapora en el tiempo, soy bala perdida en la inmensidad, soy polvo de estrellas que aprenderá a volar  y ahora mi cuerpo desnudo y vestido de eternidad.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.