Andres Eloy Forero Terrasi

TRASEÚNTES

  Como es posible que por simples divisiones "diplomática" de un supuesto territorio perteneciente a un  grupo de personas que en sus tiempos los adquirieron a la fuerza, ahora y solo ahora creéis con todo certeza que somos dueño de la tierra donde pisamos, que no seamos capaces de permitir a huérfanos un pedazo de  tierra, y nos hacemos llamar razas por divisiones imaginarias de territorio.

- Territorio que es uno solo, si uno solo, ya que todos somos hijos de una misma madre, que ahora se construyen muros en esas misma líneas imaginarias mencionadas, hemos y tenemos el gran coraje de hacernos llamar los seres pensantes del planeta, los mismos seres que no poseen lógica ni razón, creyéndose dueños de una tierra que pronto dejaran por simple caducidad,otorgamos incluso adjetivos, marcamos como nazis, lo que en el fondo no despreciamos.

 

¿Cómo poder vivir así, como poder reaccionar así, sin pensar en sus antepasados?

 

No se dan cuenta que ellos fueron víctimas de la misma historia, ya hace unos poco años, pero la historia es corta y la memoria diminuta, fueron recibidos con los brazos abiertos y ahora cierran los suyos sin ningún tipo de remordimiento, realizando los mismos campos de maltrato, alimentando una esperanza que en muchas ocasiones ni existe, se repite la historia.

 

¿A que hemos llegado, no se consideran humanos a caso?

 

-Su actitud altiva es sólo para evitar la incomodidad y no perder su estatus social, que dé social no tiene nada, lleno de infinitas psicosis. La vida es más importante, los humanos, la ayuda, y se ha olvidado por la sobrevaloración que se le otorga a un territorio seco,sin pensar que las personas a las que les niegan sufren de nostalgia constante por una tierra en la cual ellos creyeron poder lograr sus metas ahora llegan a un territorio Desarrollado de personas inseguras e infelices, repleto de suicidas, porque la felicidad no le está en la perfección.  

 

Es hora de dejarlos entrar a rehacer su vida, sus estudios, sueños, esperanzas, el amor. Y todo lo que una vida sana y pura pueda brindar, sin saber que la integración es el futuro inminente de la humanidad.

 

 Reservados los Derechos de autor.

 

 

 

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.