Almo Francesco

La vida de un hombre.

Mirarás el cielo oscuro de invierno,
verás florecer la tierra, mas aún,
verás el cántico de los pájaros
y las gaviotas volar sobre el mar.
Oirás el ensordecedor grito de la muchedumbre
en las calles y sentirás el silencio de la noche.

Verás dolores matar, otros revivir,
sentirás el amor pero jamás lo comprenderás,
amarás sin límites, llorarás la pérdida,
sonreirás el nacimiento.

Trabajarás, estudiarás, conocerás
personas pero no sus intenciones,
serás selectivo con el tiempo
y recordarás tu pasado con nostalgia.

Aprenderás equivocándote, crecerás
del error y te volverás a equivocar.
Pelearás por vivir y perdonarás al que amas.
Tendrás distractores, opositores y personas
que te admirarán.

Te respetarán, otros te ignorarán,
florecerán envidias y te juzgarán
ignorando.

Fracasarás y volverás renovado,
tendrás tropiezos y barreras.
Lucharás por vivir.

Verás en la mujer el beso más
cálido, te enamorarás.

Verás el amor incondicional,
la frialdad, los sentimientos que nunca
florecieron, amores inconclusos
y personas desaparecer aún estando vivas.
Sentirás furia por ti mismo, decepción,
te perdonarás y crecerás aprendiendo.

Verás el cambio de tu rostro,
el ajar del tiempo, pensarás distinto,
cambiarán tus prioridades.

Observarás maravillado, te intrigarás,
buscarás tu felicidad, probarás cosas
nuevas y experimentarás los sabores.
Verás cerros, edificios, pobreza, engaño,
pájaros, gatos, perros, triunfos y derrotas.

Verás cosas imprevistas,
oirás rumores, creerás en algo,
te sorprenderás, planearás algunas
decisiones.

Lograrás entender, desarrollarás empatía,
no sanarán algunos dolores, vivirás cuestionándote,
serás libre, a veces encarcelado,
respirarás todos tus días.
Luego te sentarás en el silencio,
sentirás la paz
y se cerrarán tus ojos eternos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.