M. Vega B.

El disfraz.

La tristeza que envuelve el peregrinar de los mortales,

Es el ruido del vaivén de la carreta de la vida.

Son amargas experiencias en el campo de los años,

pasado sombrio, presente inerte y futuro azaroso.

Me desconcierta el temor a lo disfrazado,

Me abruma la perenne y fría pobreza.

Palpita con debil fuerza el corazón ,

Al saber de la inmensa mendiguez.

Pero en el maltrecho mundo en que vivimos,

Existen dos clases de personas,

Los que se divierten con risas infundadas, 

Y otros que somos.......solo NADA.

No olvidemos, para que esto sea Mundo,

Debe de haber opulentos y escasos, 

Qué tristezas que todos fueran ricos,

NO HUBIERA DISFRACES DE PAYASOS. 

 

Comentarios2

  • Hada Marilyn

    Muy buen poema compaƱero. El tema es profundo, el versar un gusto.
    Saludos

  • M. Vega B.

    Muchas gracias, Hada Marylin, tus palabras son para mi el aliciente a seguir escribiendo, un fuerte abrazo estimada Amiga....Bendiciones.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.