Federico Mendo Sánchez

CORAZÓN SUFRIDO

 


Tengo miedo de la distancia que me aleja,
de la mujer que un día entregué mi cariño,
ella dice que me ama y cual porfía
me voy y me quedo llorando como niño.

Yo no puedo entender este amorío,
que tanto dolor me causa todavía,
fui sincero al decirle que le amaría,
hasta que llegue algún día la muerte.

Pero que culpa tiene este corazón mío,
de entregar este amor y sin medida,
hoy voy por el mundo muerto de frío,
recordando aquella mujer querida.

Que dolor encierra toda mi alma,
y vivir sin el amor que tú has amado,
dame Dios la paz, dame la calma,
porque mi corazón es el más sufrido.

Ya no puedo vivir sin su presencia,
sin los besos de sus labios carmesí,
no castigues mi Dios mi existencia,
pues mi corazón sufriendo está allí.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.